Anginas garganta

anginas garganta

¿Qué es la angina de garganta?

La angina de garganta o amigdalitis, es una afección muy común en los niños. Aunque no representa un grave padecimiento, sí es capaz de generar incómodos síntomas. La angina afecta a las amígdalas, que son pequeñas masas o extensiones de tejido linfoide de color rosado y forma ovalada, ubicadas a cada lado de la garganta.

¿Cuáles son los síntomas de la angina?

Aunque no representa un grave padecimiento, sí es capaz de generar incómodos síntomas. La angina afecta a las amígdalas, que son pequeñas masas o extensiones de tejido linfoide de color rosado y forma ovalada, ubicadas a cada lado de la garganta.

¿Cómo curar las anginas?

Además, si las anginas presentan placas de pus seguramente el doctor nos recetará también algún medicamento antibiótico. Asimismo, si quieres curar las anginas es importante reposar de forma adecuada.

¿Cuáles son las causas de las anginas víricas?

Las anginas víricas son originadas por gripe, herpes, adenovirus, mononucleosis, gingivitis ulcerativa, y más raramente por los virus de transmisión sexual como la gonorrea y la sífilis. Algunas veces las anginas de garganta suelen tardar en diagnosticarse porque producen síntomas similares a los de la gripe o resfriado.

¿Qué hacer cuando la angina de garganta se vuelve crónica?

Cuando la angina de garganta se vuelve crónica (los antibióticos y gargarismos no surten efecto), es importante realizar una amigdalectomía o extirpación de las amígdalas. Actualmente este método no se lleva a cabo tan frecuentemente, ya que este órgano representa una importante defensa inmunitaria del organismo.

¿Qué es la angina?

La angina es una inflamación aguda de la garganta o de las amígdalas. Su nombre procede del griego que aprieta. En el caso de una inflamación, la garganta se estrecha, provocando dolor. La angina puede ser de origen bacteriano –generalmente en los bebés, y en los niños hasta 15 años– o la más corriente, que es la viral.

¿Cuáles son los riesgos de la angina de pecho?

Si alguno de tus familiares tiene una enfermedad de las arterias coronarias o tuvo un ataque cardíaco, corres un mayor riesgo de presentar angina de pecho. Edad avanzada. Los hombres mayores de 45 años y las mujeres mayores de 55 corren un riesgo mayor que los adultos más jóvenes. Falta de ejercicio.

¿Cuáles son las causas de las anginas víricas?

Las anginas víricas son originadas por gripe, herpes, adenovirus, mononucleosis, gingivitis ulcerativa, y más raramente por los virus de transmisión sexual como la gonorrea y la sífilis. Algunas veces las anginas de garganta suelen tardar en diagnosticarse porque producen síntomas similares a los de la gripe o resfriado.

¿A qué edad es normal que aparezcan síntomas de anginas? La especialista recuerda que durante la primera infancia las infecciones leves son muy habituales, ya sea afectando al tracto respiratorio superior (oídos, nariz y garganta) o inferior (bronquios y pulmones), y a los tractos urinario o intestinal.

¿Cuáles son los remedios caseros para la angina?

¿Cómo aliviar las anginas?

Con dos cucharadas de orégano y una taza de agua podemos hacer una infusión que alivie las molestias de unas anginas. Cuando hayas hecho la infusión, tapa durante 15 minutos y luego haz gárgaras al menos dos o tres veces al día.

¿Cómo tratar las anginas con bicarbonato?

Como el bicarbonato, la mezcla de limón y sal es recomendable para tratar anginas. Debes mezclar el zumo de medio limón con 1 cucharada de sal en una taza llena en un 1/4 de su capacidad de agua. Lo remueves todo y haz gárgaras varias veces al día y tras ello lava tus dientes para evitar el efecto corrosivo del limón.

¿Qué son las anginas o amigdalitis?

Las anginas o amigdalitis es la inflamación de las amígdalas, que son ganglios situados en la parte posterior de la boca que ayudan a prevenir el paso al organismo de bacterias que pueden provocar una infección. Esta infección puede ser bacteriana o viral, y en cada caso tendrá un tratamiento determinado.

¿Cómo curar las anginas con salvia y manzanilla?

Tanto la salvia como la manzanilla tienen propiedades bactericidas y antisépticas y por lo tanto nos ayudan contra las anginas. Pon a calentar un litro de agua, echa 20 hojas de salvia y 20 gramos de manzanilla, cuando rompa a hervir apártalo del fuego y deja que repose tapado durante 15 minutos. Después cuela, usa la infusión caliente.

Postagens relacionadas: